Los alimentos y la manera de cocinar, entre otros elementos, de diversos países de la cuenca mediterránea, forman la llamada "dieta mediterránea". Uno de los estilos de vida y de alimentación más saludables del planeta. La dieta mediterránea se ha construido durante siglos y durante este tiempo se han ido incorporando alimentos de diferentes países y continentes, tanto a su cocina como a sus sectores económicos. Un ejemplo es la incorporación intercontinental de alimentos a la dieta mediterránea es el arroz. Procedente de Asia, es probablemente Alejandro Magno, a través de las expediciones geográficas y rutas comerciales por el Océano Índico, quien introdujo el arroz por primera vez en Europa. A lo largo de la historia se ha ido incorporando en la cocina de muchos países de la cuenca mediterránea y, a día de hoy, constituye un alimento básico.