Según la Real Academia Española, el expresión inglesa “fast food” tiene como significado la comida que se prepara en muy poco tiempo, y también se refiere a establecimientos donde se sirve este tipo de comida. No significa lo mismo que “comida basura”, que se suele utilizar al referirse a comida de baja calidad.

Habitualmente los alimentos que se sirven en los fast food requieren muy poca elaboración, no suelen variar según la temporalidad de los alimentos y se pueden comer de pie o incluso mientras caminas. Además, se pueden pedir en un mostrador y acostumbran a servirse en recipientes o envoltorios no reutilizables que acaban en la papelera.

La diversidad de opciones que tenemos hoy para escoger qué y dónde comer, requiere que reflexionemos antes de decidirnos, pues los ingredientes que contienen, la forma de cocinarlos y consumirlos y los nutrientes que nos aportan, no es igual en todos los casos.

Sabiendo esto, ¿qué opción de fast food podemos elegir? Si quieres descubrirlo, la información de este artículo te puede interesar.