¿Nos dejamos llevar por lo que nos apetece comer en cada momento o es mejor analizar qué nos conviene comer? Con esta actividad reconocerán cómo lo que escogemos para comer está influenciado por varios factores, entre ellos las emociones.