Como en ediciones anteriores, mantenemos el objetivo de fomentar hábitos de vida sanos y responsables entre los participantes, esta vez centrado en el desarrollo sostenible y de qué manera los productos que se producen y distribuyen de manera local, poniendo el acento en los productos autóctonos y en el ciclo natural de la tierra en cada estación, nos pueden ayudar a llevar un estilo de vida más sostenible. Proponemos que se reflexione sobre los efectos del consumo sobre el medio ambiente y que ventajas aportan los productos frescos de proximidad y de temporada en la consecución del desarrollo sostenible; que se fomente el trabajo en equipo dentro del aula, la lectura y la escritura; y se trabajen varias asignaturas en un mismo proyecto: lengua, idioma, plástica, nuevas tecnologías y conocimiento del medio.