Mantenerse bien hidratado es tan importante como alimentarse de manera saludable, practicar actividad física y descansar bien. Os animamos a que defináis vuestro propio plan de mejora, con rutinas y estímulos emocionales que os ayuden a conseguir niveles adecuados de hidratación en el aula.